Categorías
Empresas

Una Guía Para Principiantes Sobre Bolardos

Un bolardo es un poste corto y grueso. Lo más probable es que los vea todos los días en una variedad de lugares:

  • El poste amarillo que evita que se acerque demasiado a la ventana de acceso.
  • Las barreras de seguridad de lado a lado que le impiden conducir su vehículo por un camino peatonal.
  • La línea de protecciones flexibles que evitan que se desvíe hacia el tráfico que se aproxima al salir de un estacionamiento.
  • Los postes que rodean fuentes, estatuas y otros lugares públicos. – Puntales que protegen el frente de las entradas de los edificios y dirigen el tráfico de peatones.

La palabra bolardo probablemente proviene de la palabra del inglés medio “bole”, una palabra que significa “tronco de árbol”. Mientras que los bolardos antes solo se usaban en un barco o un muelle para asegurar barcos con cuerdas, ahora los bolardos son una característica estándar en carreteras, estacionamientos, edificios circundantes, protegiendo puntos de referencia, definiendo espacios y más.

¿Por qué? Porque los arquitectos y diseñadores han descubierto que los bolardos tienen mucho que ofrecer en términos de control de tráfico, definición de perímetro, protección de activos, paisajismo y seguridad. Se pueden instalar en hormigón, aceras, áreas pavimentadas con ladrillos o en jardines.

Mire alrededor de su vecindario y ciudad: comenzará a notar bolardos por todas partes.

Los principales tipos de bolardos incluyen:

  1. Fijo: Los bolardos fijos se instalan con la intención de que sean permanentes en su posición. Son el tipo de bolardo más común y son ideales para brindar seguridad y protección. Los bolardos de seguridad están hechos para ser fuertes y proteger edificios u otros activos. La amplia variedad de opciones decorativas significa que el bolardo fijo puede ser funcional y estéticamente atractivo para el diseño del edificio / propiedad. Los propietarios pueden elegir un bolardo fijo decorativo o una cubierta de bolardo decorativa agregada sobre bolardos de acero u hormigón existentes.
  2. Extraíble: los bolardos extraíbles se instalan en un receptor en el suelo. Los diferentes tipos de receptores ofrecen diferentes funciones de bloqueo. Para las áreas donde es posible que sea necesario cambiar el acceso del tráfico, los receptores se pueden instalar en los diversos patrones necesarios y luego reorganizarlos para eventos, temporadas, etc.
  3. Retráctil: los bolardos retráctiles suelen estar en posición vertical y bloqueada, pero pueden introducirse rápidamente en el suelo. Se pueden instalar en carriles contra incendios o en lugares donde generalmente no se permiten vehículos, pero se debe otorgar acceso para vehículos de emergencia, de reparto o de mantenimiento. Funcionan un poco más fácilmente que los bolardos extraíbles en términos de proporcionar un acceso rápido.
  4. Flexible: los bolardos flexibles pueden resistir el impacto de un vehículo y volverán a su posición vertical cuando se elimine la fuerza. Usados en estacionamientos, lotes, para alinear carreteras o áreas peatonales, tienen el aspecto de un bolardo fijo, pero son una mejor opción cuando el impacto vehicular es una gran posibilidad.

Materiales de bolardo

Los bolardos se producen en una variedad de metales, incluidos plástico, aluminio, hierro, acero y acero inoxidable. El tipo de bolardo seleccionado generalmente depende de si se requiere o no resistencia de seguridad, si el bolardo debe retirarse o retraerse rápidamente para permitir el acceso, si el bolardo debe tener características decorativas o si debe ser flexible porque es probable ser atropellado por autos.

Las versiones de acero fabricado ofrecen resistencia cuando se utilizan en entornos independientes. Los bolardos decorativos de hierro fundido o aluminio fundido brindan características de diseño ornamentadas que hacen que los bolardos sean una mejora estética para una propiedad.

Los bolardos flexibles o plegables están hechos de materiales compuestos o de poliuretano que normalmente requieren poco mantenimiento y cuidado. Esto los hace útiles en áreas donde es probable que los autos los choquen accidentalmente (como los estacionamientos).

Las cubiertas de bolardos se colocan sobre la parte superior de bolardos de tubería de acero rellenos de concreto y se utilizan para resaltar y proteger. Las cubiertas para bolardos están disponibles en varios materiales, diseños, colores y tamaños.

Accesorios para balizas

Algunos de los accesorios para balizas más comunes incluyen:

  1. Manguitos de plástico para bolardos: cubren los postes de acero para bolardos y brindan protección. Las cubiertas de plástico para bolardos son menos costosas que las cubiertas de metal para bolardos, que se valoran más por su diseño e integridad estructural. Las cubiertas de plástico para bolardos están disponibles en muchos colores estándar y ofrecen rayas reflectantes en la parte superior del bolardo, lo que hace que los bolardos sean más visibles. El uso de manguitos de plástico para cubrir bolardos de acero requiere poco mantenimiento.
  2. Brazos de elevación / estacionamiento de bicicletas: los bolardos con brazos brindan una funcionalidad adicional a los bolardos como un lugar para bloquear de forma segura una bicicleta o para ayudar a levantar bolardos extraíbles de su montaje.
  3. Cadenas / ojales de cadena: las cadenas pueden unir bolardos para proporcionar control de peatones alrededor de jardines, fuentes u otras áreas al aire libre. Se pueden quitar y reemplazar fácilmente.

Tanto en propiedades comerciales como residenciales, los bolardos tienen mucho que ofrecer. Las características arquitectónicas, la seguridad y el control del tráfico se mejoran cuando los bolardos se incorporan al proceso de diseño lo antes posible. Con las muchas opciones de tamaño, color y decoración disponibles, encontrar el tipo de bolardo adecuado para hacer que la función y las características al aire libre de una propiedad sean más seguras y estéticamente agradables es simple.