Categorías
Empresas

Tus Palabras Tienen Poder

Nuestras palabras importan. Lo que dices a tu gente tiene un impacto en su mundo. Las palabras pueden edificar a las personas o derribarlas. Las palabras pueden demostrar reconocimiento, perspicacia y sabiduría. Los líderes deben asegurarse de que comunican a su gente palabras positivas y edificantes de forma constante. Cuando lo hacen, desbloquean el potencial de sus empleados.

Las palabras que se dicen a sí mismos son tan importantes como las que se dicen a los demás. Si te levantas y tu pensamiento inmediato es: «hoy veré lo bueno en todo». Dilo en voz alta y esas palabras se convierten en una afirmación. El tono de tu día se ha establecido. Al mismo tiempo, si te levantas y piensas «hoy va a ser miserable», esos pensamientos pueden salir como palabras negativas sin que lo sepas.

En la mayor parte de mi trabajo de coaching en Psicopartner con los clientes, mi prioridad es utilizar palabras que animen y apoyen su desarrollo. Por supuesto, hay momentos en los que mis clientes necesitan amor duro. Hay situaciones en las que tengo que hacer comentarios duros y decir cosas que quizá no quieran oír. Esto es parte del trabajo como psicólogo organizacional y coach ejecutivo. Sin embargo, a la larga, es más poderoso decir palabras que construyan a la gente.

En su propio liderazgo, ¿cómo utiliza las palabras para apoyar el desarrollo de su gente? ¿Cuánto piensa en lo que dice? ¿Cómo respondes a la gente? ¿Cuál es su intención? ¿Cómo afecta tu respuesta a la forma en que te ven los demás? ¿Comunicas las cosas con claridad? ¿Pides las cosas o las exiges? Nuestra empresa cree que hay cinco maneras de usar las palabras para impactar a su equipo.

  1. Usar las palabras para establecer la visión: Al establecer la visión para su equipo, tiene que utilizar palabras que se centren en el futuro. Palabras que hablen de lo que es posible para su gente y la organización. Tienes que utilizar palabras que promuevan la unión y el sentido de misión y propósito. Eso es realmente importante en estos tiempos de desafío e incertidumbre. Cuando se utilizan palabras sobre la visión en todos los niveles de la organización, los empleados sentirán que existen objetivos estratégicos sólidos que impulsarán la empresa.
  2. Utilizar las palabras para comprometer e inspirar a su equipo: Las palabras que utiliza para promover la alineación y el acuerdo son importantes. Lo que le digas a tu equipo para crear una cultura de colaboración permite que las personas se asocien de forma eficaz. Tienes que utilizar palabras que se centren en los esfuerzos colectivos del grupo. Palabras que apoyen un enfoque en el poder de la camaradería y el compañerismo. Los grandes líderes inspiran a la gente teniendo un grito de guerra para la organización. Utilizan su influencia para el bien. Respetan las opiniones de los demás y trabajan para crear un entorno inclusivo. Uno que motive a todos los miembros de su equipo a contribuir con lo mejor de sí mismos.
  3. Utilizan las palabras para comunicar las expectativas: Tiene que responsabilizar a su personal de la obtención de resultados. Cuando sus mensajes son claros y directos, la gente entiende lo que se espera de ellos. Sus palabras ayudan a aclarar las funciones y las responsabilidades laborales de los miembros de su equipo. Tiene que ser respetuoso con las personas, pero claro a la hora de elevar el nivel de rendimiento. Sus palabras pueden hacer que la gente se centre en la ejecución. Si sus palabras son alentadoras y de apoyo, la gente se esforzará por alcanzar la excelencia. Si sus palabras son duras y desalentadoras, el rendimiento se verá afectado. Su personal carecerá de confianza para aprender y crecer. La gente tardará en tomar decisiones porque se preocupará de hacer las cosas mal. Actuarán por miedo, en lugar de hacerlo desde un lugar de empoderamiento.
  4. Utilizar las palabras para desarrollar su talento: Su uso intencionado de las palabras ayuda a desarrollar los talentos y las capacidades de las personas. Cuando usted apoye y muestre interés en ayudar a las personas a mejorar, éstas se comprometerán con su crecimiento. En este sentido, es fundamental la orientación y la retroalimentación. Cuando te tomas el tiempo de ofrecer orientación y consejo, la gente quiere aprender. Suelo recomendar a mis clientes que dediquen un tiempo constante a hablar del desarrollo de su gente. Debería reunirse con su gente de forma individual para trabajar en sus metas y objetivos personales. En estas reuniones, lo que más importa es lo que usted dice. Si la gente siente que usted se preocupa por sus intereses, escuchará sus consejos. Si usted critica sus esfuerzos, no buscarán impulsar cambios en sus comportamientos. Recuerde que sus palabras tienen el poder de fortalecer a las personas o de impedirles crecer como líderes.
  5. Utilizar palabras para promover la innovación y la creatividad: Si quiere que su personal se esfuerce por mejorar continuamente los procesos y procedimientos, tiene que utilizar palabras que inspiren la innovación. Tiene que defender, promover y reconocer las soluciones innovadoras en toda la empresa. Sus palabras tienen que animar a los demás a desafiar el pensamiento de los demás y contribuir a las actividades de ideación. Sus palabras permiten a los miembros del equipo aprender con seguridad a través de la prueba y el error y fracasar hacia adelante de forma segura. El poder de tus palabras puede ayudar a las personas a desarrollar nuevas ideas y mejoras. Asegúrese de fomentar la diversidad de pensamiento en todos los niveles de la organización. Todos los empleados tienen ideas. Puede que algunas de estas ideas no sean prácticas, pero si utiliza sus palabras para animar a la gente, seguirán acudiendo a la mesa con nuevos pensamientos y perspectivas.

Como líder, lo que usted dice a los demás es realmente importante. Tus palabras pueden transformar la visión en acción. Pueden comprometer y promover la colaboración. Fijan las expectativas y hacen que la gente se centre en las prioridades correctas. Sus palabras ayudan a las personas a desarrollarse y crecer. Hacen que la gente piense de forma creativa y se esfuerce por mejorar continuamente. Recuerda que lo que dices es tan importante como lo que haces. Si quieres tener un impacto positivo y duradero en tu gente, en tus equipos y en tus organizaciones, utiliza tus palabras sabiamente. El éxito de su organización depende de ello.