Categorías
Empresas

Por Qué Tu Secadora Apesta Y Cómo Limpiarla

Cargar la ropa recién lavada en una secadora maloliente parece ciertamente contraproducente para mantenerla limpia. ¿Por qué mi secadora huele tan mal? La ropa que permanece húmeda durante mucho tiempo puede desarrollar moho y hongos que permanecen en el tambor de la secadora. Determine por qué su secadora huele mal y cómo eliminar el olor y evitar que vuelva a aparecer.

¿Qué debo hacer cuando mi secadora apesta?

Aunque el secado al aire de la ropa puede ser una solución temporal, desterrar el olor y mantenerlo alejado es la clave para que su secadora siga funcionando. Vamos a detallar cómo hacer ambas cosas con una lista de suministros y sencillos pasos de limpieza. Pero, primero, saber por qué su secadora apesta es esencial para combatir el olor.

Por qué su secadora huele mal

El olor de la secadora es el resultado de varias fuentes posibles, la mayoría de las cuales se deben a la falta de mantenimiento regular o al uso y cuidado adecuados.

Estas causas comunes suelen ser las responsables de que su secadora apeste:

  • Ropa húmeda: Dejar que la ropa húmeda permanezca en la lavadora o la secadora favorece la aparición de moho. Incluso después de que la ropa se haya secado, ambos pueden permanecer en el tambor de la secadora, causando olor.
  • ¿Por qué huele mi secadora? Los animales pequeños suelen buscar los conductos de ventilación de las secadoras para anidar, entrando por el conducto exterior. ¿Qué pasa si mi secadora huele como si algo hubiera muerto en ella? Sus olores pueden empeorar si un animal muere dentro de la ventilación o los conductos.
  • Acumulación de pelusa: Cuando la pelusa se acumula en los conductos de ventilación de la secadora, limita la circulación del aire, permitiendo que los olores existentes permanezcan. Otra señal de que el flujo de aire está restringido es cuando su secadora tarda demasiado en secar la ropa. Las pelusas que se originan en la ropa maloliente también pueden retener ese olor, por lo que la secadora huele mal cuando está en funcionamiento.

Cómo limpiar una secadora que huele mal

Cuando su secadora huele mal, una limpieza a fondo puede eliminar el olor.

Esto es lo que necesitarás:

  • Un trapo limpio
  • Toallas
  • Lejía
  • Agua
  • Vinagre blanco

Después de desconectar la corriente de la secadora, siga estos pasos de limpieza:

Paso 1: Limpiar el colector de pelusas

Retire el colector de pelusas y limpie las pelusas acumuladas con un trapo limpio. Utilice el accesorio de manguera estrecha de una aspiradora para eliminar las partículas más pequeñas. Para eliminar los residuos, ponga el colector bajo el grifo y frótelo con un cepillo suave antes de dejarlo secar al aire.

Paso 2: Limpiar la carcasa del colector de pelusas

Mientras se seca el colector de pelusas, elimine las pelusas acumuladas en el alojamiento del colector con el accesorio de la manguera de aspiración. Aspire también el suelo alrededor de la secadora, especialmente debajo del respiradero.

Paso 3: Eliminar las pelusas del conducto de ventilación de la secadora

Aleje la secadora de la pared y desconecte su conducto de ventilación. Aspire el conducto de ventilación para eliminar pelusas y objetos extraños. Asegúrese de limpiar también la abertura de ventilación y las aletas del exterior de la casa. Vuelva a conectar el conducto de ventilación interior y coloque la secadora en otra posición. 

Paso 4: Limpie el interior de la secadora

Sumerja una toalla limpia en una solución de 1 taza de lejía diluida en 1 galón de agua fría. También puede sumergir la toalla en vinagre blanco. Limpie el tambor de la secadora con la toalla, sumergiéndola en la solución de lejía o vinagre repetidamente, según sea necesario. Limpie también la puerta de la secadora y su junta antes de dejar la puerta abierta para que el interior pueda secarse al aire. Para atenuar el olor de la lejía o el vinagre, humedezca un segundo paño con agua y limpie de nuevo la secadora antes de que se seque al aire.

Paso 5: Limpiar el exterior

No se olvide del exterior cuando su secadora apeste; las pelusas y la suciedad también pueden acumularse en el exterior. Limpie el exterior de la secadora con un paño húmedo y séquelo bien antes de restablecer el funcionamiento de la secadora.

Consejos para prevenir los olores de la secadora

Una vez que su secadora esté limpia y libre de olores, un simple mantenimiento puede prevenir su regreso.

Utilice estos consejos de mantenimiento de la secadora para mantener a raya los malos olores:

  • Retire rápidamente la ropa húmeda: Para evitar la aparición de moho, saque la ropa húmeda de la lavadora en cuanto termine el ciclo de lavado y séquela inmediatamente.
  • Limpie el colector de pelusas antes de cada ciclo de secado: Retire las pelusas con la mano o con una toalla de papel limpia y limpie regularmente el colector y su alojamiento con un accesorio de manguera de aspiración.
  • Mantenga los respiraderos de la secadora: Limpie las rejillas de ventilación de su secadora anualmente para eliminar las pelusas y los residuos. Es posible que tenga que limpiarlos con más frecuencia si vuelven los malos olores o la secadora tarda demasiado en secar la ropa.

¿Su secadora sigue teniendo malos olores o simplemente no funciona como debería? Puede que sea el momento de una evaluación profesional. Póngase en contacto con un servicio técnico Fagor en Vigo para que se encargue de la reparación de su secadora.