Categorías
Empresas

Mantenimiento Y Cuidado De La Peluca Para Una Apariencia Y Sensación Óptimas

Las pelucas son accesorios imprescindibles para muchos de nosotros. No solo nos hacen lucir bien, sino que para algunas personas que tienen afecciones relacionadas con el cabello como la alopecia, las pelucas pueden aumentar su confianza. Las pelucas vienen en dos tipos: cabello sintético y humano y, según el presupuesto de cada uno, elegir la correcta puede marcar una gran diferencia. Dicho esto, los usuarios también deben comprar un kit diseñado para satisfacer las necesidades de los cabellos procesados.

Kits de peluca

Pinceles. La elección del cepillo para usar con su postizo es fundamental. Los cepillos especialmente fabricados tienen cerdas que evitan que se dañen las hebras del cabello. Estos cepillos pueden desenredar fácilmente el cabello permitiendo que los mechones se suelten con un daño mínimo. Las alternativas a los cepillos para pelucas son los peines regulares de dientes anchos; aunque pueden no producir el mismo efecto, desenredarán el cabello con el menor daño.

Productos para el cabello especialmente formulados. Con el uso diario, el aspecto y la sensación naturales de la peluca cambian. Con un aspecto brillante, natural y sin enredos, puede verse monótono y sin brillo sin el cuidado adecuado. Las hebras pueden enredarse y la peluca se vuelve inservible. Los productos para el cuidado de las pelucas vienen en dos tipos diferentes: para cabello humano y sintético. Como las pelucas de cabello humano tienden a ser más delicadas, los champús o acondicionadores especialmente formulados para este tipo de pelucas tienden a contener ingredientes más suaves. Sin embargo, las pelucas sintéticas están hechas con fibras sintéticas como acrílico o filamentos y, por lo tanto, pueden necesitar ingredientes más duros para limpiar a fondo las hebras de cabello. Aunque el champú regular puede funcionar, estos productos especialmente formulados ayudarán a mantener y prolongar la vida útil de su peluca.

Guía de lavado adecuada

Los expertos de Monjes cuentan que es imprescindible desenredar primero los mechones. Colóquelo a un lado y use un cepillo para peluca para peinar cualquier enredo. A continuación, mida el champú según el largo y el tipo de peluca y llene una palangana con agua fría. No frote ni retuerza la peluca durante el proceso, ya que esto podría dañar los mechones de cabello. Frote suavemente las áreas donde el contacto es frecuente, como la tapa interior, para eliminar las acumulaciones de aceite y sudor. Enjuague la peluca y seque el exceso de agua sin apretar.

Coloca una pequeña cantidad de acondicionador en los mechones aún húmedos evitando el gorro. Enjuague después de varios minutos. Para secar la peluca, seque suavemente el exceso de agua y coloque la peluca sobre la mesa o cualquier superficie plana para evitar que se deforme. Recuerda no cepillar los mechones mientras aún estén húmedos para evitar cualquier daño a la peluca. Para prolongar la vida útil de la peluca, se recomienda lavar las pelucas después de varios usos. Tenga en cuenta que el lavado frecuente puede reducir la vida útil de la peluca.