Categorías
Empresas

Factores A Considerar Para Traslados En Ambulancia

A continuación los amigos de SASU AMBULANCIA  nos facilitan algunos de los factores que deben tenerse en cuenta para evitar que el estado del paciente empeore:

RESTRICCIONES:  Es crucial determinar si el paciente puede poseer alguna amenaza de autolesión o de lesión a otros, especialmente en el caso de los pacientes psíquicos. Este factor puede cambiar el tipo de transporte si el estado del paciente indica la necesidad de sujeciones mecánicas o químicas durante el transporte.

PRECAUCIONES DE AISLAMIENTO: Es esencial determinar si el paciente puede tener algo contagioso, muestra síntomas de la enfermedad del paciente o ha dado positivo en una prueba de enfermedad contagiosa. Los pacientes que necesiten ser aislados deberán ser transportados con las precauciones de aislamiento adecuadas para evitar el contagio a otras personas. Hay tres tipos de precauciones de aislamiento basadas en la transmisión: por contacto, por gotas y por aire; el tipo utilizado depende del modo de transmisión de una enfermedad específica.  Un ejemplo de enfermedad transmisible que se propaga por gotas y por contacto directo con las gotas es el Covid-19; el Covid-19 se transmite por contacto directo con las gotas respiratorias de una persona infectada (generadas al estornudar o toser). Las personas también pueden infectarse al tocar cualquier superficie contaminada con el virus y luego tocarse la cara (por ejemplo, los ojos, la nariz y la boca).

ESTADO DE MOVILIDAD:

  • Ambulatorio – Puede sentarse, ponerse de pie y caminar con seguridad sin ninguna ayuda.
  • Semi-Ambulatorio – Necesita algo de ayuda para sentarse, ponerse de pie o caminar.
  • No ambulatorio – No puede caminar pero puede moverse con la ayuda de una silla de ruedas u otro dispositivo de movilidad.
  • Limitado a la cama – Sólo puede ser transportado con seguridad a través de una camilla.

ENTORNO DEL PACIENTE Y ACCESIBILIDAD: El entorno o las condiciones en las que el paciente permanece, vive o se desenvuelve. El entorno del paciente desempeña un papel importante a la hora de elegir el modo de transporte y el equipo adecuados. Un ejemplo es el siguiente: Un paciente no ambulatorio vive en un segundo piso y necesita llegar a su habitación, pero tiene como obstáculos las escaleras y los caminos estrechos. Este ejemplo requiere un traslado mediante una silla de escalera o un equipo especializado, además de un asistente de ascensor formado para asegurar y trasladar al paciente a las escaleras de forma segura.

PESO DEL PACIENTE: El peso del paciente también determinará cuántos ayudantes de elevación se necesitan y el tipo de equipo especializado para trasladar a un paciente de forma segura desde o hacia una cama, silla de ruedas o camilla. Cada empresa de servicios de emergencia tiene protocolos diferentes. En general, a menos que haya un dispositivo especializado para ayudar en el traslado, se recomienda que un paciente que pese más de 250 libras (113 kg) sea trasladado con al menos cuatro personas para ayudar. Por cada 50 a 100 libras (23-45kg) más de 300 libras (136kg), se debe añadir un proveedor adicional para ayudar a levantar y mover al paciente de forma segura.