Categories
Empresas

El acero suave también conocido como el acero dulce

Las especificaciones mecánicas enumeradas a continuación son las que han dado nombre a este acero que está entre las clasificaciones del acero con alto contenido de carbono.

  1. Tiene en su composición un alto por ciento con respecto al carbono que alcanza al 0,25 por ciento.
  2. Posee una dureza mecánica que ronde entre los 48 kg/mm2 y los 55 kg/mm2, con entonces una firmeza de entre ciento treinta y cinco HB y ciento sesenta HB.
  3. Cuando tienes un elemento con alto contenido de carbono como es el acero, su aguante al desgaste es mayor, pero esto lo hace más susceptible a temperaturas bajas incrementando la posibilidad de ruptura, es decir que en temperaturas frias el acero dulce o suave pierde su tenacidad y la capacidad que tiene de conducir la electricidad o el calor. Se dice que las propiedades mecánicas de este tipo de acero son muy pocas.
  4. Este acero es muy poco resistente, y no es duro. Le debe su nombre a esta propiedad de ser muy “blando”, en comparación con los otros diferentes tipos de acero.
  5. Tiene una capacidad de estiramiento amplia.
  6. En el proceso de cementación es fácil de manejar.
  7. Es el tipo de acero perfecto para realizar trabajos de soldadura, porque al ser “suave” tiene una excelente flexibilidad, la cual es idónea para realizar trabajos de este tipo que involucran la fusión o la unión de dos elementos.
  8. El acero suave o dulce es un elemento que tiene facilidad para corroerse por lo que su precio disminuye. No es recomendado utilizarse en lugares cercanos a acumulaciones de agua salada o industrias. El nivel de corrosión del material se verá en aumento con el paso del tiempo, si no se trata el problema, a diferencia de cuando se corroe en lugares rurales o industriales, la corrosión será en todo el objeto y no en un solo punto.
  • El acero suave se desgasta por el impacto de la salobridad en el aire y el agua, pero puede aguantar ácidos con altos contenidos sulfúricos a una temperatura promedio.

La salobridad desgasta al metal porque se combina la humedad con el cloruro de sodio y con el oxígeno, esta combinación química es de carácter corrosivo, no solo para los metales sino también en otros materiales como la madera. Principalmente comienza a debilitar el metal y no lo corroe completamente sino que lo va debilitando paulatinamente hasta que el  metal va despedazándose pedazo a pedazo. La salobridad que corroe los metales por lo general pertenece al agua salada, por esta razón las edificaciones metálicas próximas al mar se desgastan con mucha rapidez. El agua salada corroe al acero suave en un corto tiempo y lo hace cinco veces más rápido que en comparación con el agua dulce, además genera una gran cantidad de humedad que se va al aire y es capaz de corroer diez veces más al metal que un aire que contenga poca humedad. Sumado a esto el agua salada cuenta con microorganismos que participan en la degradación o corrosión de los metales y tienen una marcada inclinación por el acero dulce.

Su facilidad para corroerse lo hace difícil de utilizar para edificaciones. Suele verse en edificaciones realizadas en espacios rurales o completamente urbanizados lejos de la costa. Además esta mala propiedad lo convierte en el acero más económico.

Se utiliza más que todo para herrajes, alambres, pernos, para realizar las piezas de los carros, para barras, armazones de metal, el plegado, la deformación en bajas temperaturas, el embutido y piezas de resistencia (conducción de electricidad o de calor).