Categorías
Empresas

Cuatro Formas De Tratar Tus Pies Después De Una Carrera Larga

Las carreras largas no sólo son un excelente ejercicio, sino una buena oportunidad para salir al aire libre y explorar tu zona. Pero tanto si corres por las calles de España como si disfrutas de la vegetación del campo, pasar más tiempo corriendo supone un mayor esfuerzo para tus pies.

Con unos sencillos consejos y trucos, puedes tratar tus pies y mantenerlos frescos y listos para tu próxima maratón. Aquí tienes cuatro de las mejores consejos de la podología avanzada para tratar tus pies después de una larga carrera.

1. Regálate un masaje en los pies

No hay nada mejor que un masaje en los pies después de un duro día de entrenamiento de resistencia. Regala a tus pies un suave masaje después de tu próxima carrera larga y te lo agradecerán en los días siguientes.

Un masaje en los pies puede ayudar a aliviar la tensión en los pies, aliviar la hinchazón después de una larga sesión de ejercicio y promover la salud y el bienestar general de los pies. Y al final del día, ¿a quién no le gusta un buen masaje de pies después de correr?

2. Examina tu calzado

Después de correr, cuando tus pies están hinchados y te duelen los dedos, puede que te preguntes si tienes el mejor calzado para correr. Si te duelen los pies constantemente, es muy probable que estés corriendo con el calzado equivocado.

Hazte un examen de calzado, pide a un profesional que te mida el tamaño de las zapatillas y asegúrate de que corres con el mejor equipo para ti. Si corres largas distancias varias veces a la semana, hacer una revisión de tu forma de andar e invertir en las mejores zapatillas para tu estilo de correr ayudará enormemente a tu entrenamiento a largo plazo.

3. Llama a tu podólogo

Se recomienda una revisión periódica con un podólogo. Si corres con regularidad o te entrenas para una prueba de larga distancia, como un maratón, es una buena idea acudir a una cita con un experto en pies.

Si corres largas distancias semanalmente, un podólogo puede ayudarte con la recuperación tras la carrera, y si tienes dolores, tensiones o molestias en los pies, siempre es buena idea buscar el consejo de un profesional.

4. Hidratación

Por último, ¿por qué no hidratar un poco tus pies? Los pies se resecan rápidamente y, después de una larga carrera en la que han pasado horas sudando, es posible que veas o sientas que tus plantas empiezan a agrietarse.

Un poco de crema hidratante hace mucho, y Runner’s World sugiere aplicar generosamente crema hidratante en los pies directamente después de la ducha o el baño. Llega a casa, date un buen baño de pies e hidrátate.