Categorías
Empresas

Cómo Suavizar La Tela: Guía Definitiva

Ponerse ropa limpia, suave y con olor a fresco es una forma maravillosa de empezar el día. Pero la ropa puede perder su forma y volverse rígida con el tiempo. Pues bien, di adiós a la ropa rígida y di hola a la ropa suave para toda tu familia. Los expertos de Lavandería Aurora nos cuentan cómo ablandar los tejidos de las telas.

¿Cómo funciona el suavizante para ablandar la ropa?

La industria textil utilizó los primeros suavizantes a principios del siglo XX para que el proceso de teñido fuera menos duro. Estos primeros suavizantes se formulaban con sebo, maíz o aceite de oliva para añadir una capa lubricante a las fibras.

Los suavizantes actuales han avanzado mucho, los suavizantes que puede encontrar hoy en día incluyen sofisticados componentes que trabajan juntos para mantener la ropa suave y con un olor fresco. He aquí algunos de ellos:

  • Acondicionadores: Los acondicionadores hacen dos cosas. Lubrican los tejidos para que se sientan suaves y se unen a las fibras con carga negativa para evitar la adherencia estática.
  • Emulsionantes: Todos sabemos que el aceite y el agua no se mezclan. Los emulsionantes se utilizan para evitar este problema y garantizar que los suavizantes funcionen en la lavadora y lleguen a todas las fibras de la ropa.
  • Fragancias: La ropa debe oler tan bien como se siente. Los suavizantes se encargan de ello con fragancias que añaden un maravilloso aroma mientras suavizan y protegen su ropa.

El suavizante debe añadirse a la ropa durante el ciclo de aclarado. Si lo añade con el detergente, se eliminará junto con la suciedad. Aquí tienes otros consejos para lavar la ropa y obtener buenos resultados:

Consejo 1. Comprueba las etiquetas de cuidado de los tejidos: Antes de meter la ropa en la lavadora, comprueba las etiquetas para asegurarte de que se puede lavar a máquina. Presta especial atención a las etiquetas de las prendas ignífugas y de alto rendimiento, ya que pueden no ser compatibles con algunos productos de lavado.

Consejo 2. Tenga en cuenta la dosis: abra el frasco y mida la cantidad deseada. Si es la primera vez que utilizas un suavizante, comprueba las instrucciones en la parte posterior de la botella. Recuerda que nunca debes verter el acondicionador de tejidos directamente sobre la ropa.

Consejo 3. Lavadoras de carga frontal: Si tiene una lavadora de carga frontal, puede verter un suavizante líquido en el dispensador y su máquina sabrá cuándo añadirlo.

Consejo 4. Lavadoras de carga superior: En las lavadoras de carga superior, el dispensador se encuentra normalmente en la columna central. Mida, vierta el suavisante en la parte superior del dispensador, añada y comience el lavado.

Consejo 5. Utiliza una hoja de secadora suavizante: Intenta usar una hoja para secadora que tenga beneficios de suavización de telas. Las hojas para secadora están hechas para refrescar, suavizar, controlar la estática y ayudar a reducir las arrugas.

Suavizante para lavar la ropa a mano

A continuación te explicamos cómo suavizar los tejidos cuando los lavas a mano:

Lavar a mano: Introduce tus prendas delicadas en el agua jabonosa y remuévelas suavemente con la mano. Frote suavemente si es necesario.

Primer aclarado: Retira la ropa enjabonada, escúrrela y vuelve a llenar el fregadero o la bañera con agua fría. A continuación, remueve la ropa para eliminar el jabón.

Diluye el suavizante: Diluye una pequeña cantidad de suavizante en una taza o vaso de agua.

Segundo aclarado: Introduce la ropa en el agua limpia y muévela hacia un lado para poder añadir el suavizante. A continuación, remueve la ropa en el agua durante unos minutos para que el suavizante haga su efecto.

Escúrrela: El último paso es sacar la ropa del agua y escurrirla suavemente.