Categorías
Empresas

Cómo Salvaguardar Su Cartera De Propiedad Intelectual: Consejos Y Trucos Para Las Pymes

Como pequeña o mediana empresa (PYME), no siempre tiene las ventajas competitivas de las empresas más consolidadas, como el reconocimiento del nombre o una amplia presencia en el mercado. Al menos, todavía no. Por eso necesita toda la ayuda posible. Establecer una sólida protección de la propiedad intelectual para las creaciones físicas y abstractas de su organización es vital si quiere salvaguardar el duro trabajo de su equipo. He aquí cómo empezar y seguir adelante según CEFI:

Entienda la opción de protección de la propiedad intelectual que necesita

Deberá empezar por determinar qué forma o formas de protección de la propiedad intelectual se aplican a lo que su empresa ha creado -patente, marca o derechos de autor- y, a continuación, seleccionar la aplicación específica que mejor se adapte a su trabajo. Éstas varían según la región:

  • La ley de patentes de EE.UU. distingue entre patentes de utilidad, de diseño y de plantas para las invenciones físicas, los planos y las plantas de cultivo único, respectivamente, y las marcas comerciales o de servicio y los derechos de autor.
  • Mientras tanto, la Unión Europea (UE) cuenta con más posibilidades: marcas, derechos de autor, diseños industriales o generales, patentes, modelos de utilidad (patentes de menor duración y, por tanto, más baratas), derechos de autor de bases de datos, nombres de dominio e indicaciones geográficas (como las denominaciones de origen de los vinos de una región) exigente empresas muy sólidas especializadas en este sector como CEFI.
  • Si desea registrar su propiedad intelectual de acuerdo con las normas mundiales de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), asegúrese de que está eligiendo el proceso adecuado: el Sistema de La Haya (para los diseños; aplicable en 90 países), el Sistema de Madrid (para las marcas; vigente en 122 países) y el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), que cuenta con el respaldo de 153 naciones.

También es vital conocer las principales áreas grises de la PI, principalmente si implican una variación regional. Los programas informáticos, por ejemplo, no pueden patentarse por sí solos en los Estados miembros europeos, a menos que estén directamente relacionados con una máquina de la que también sea responsable el creador del programa. En EE.UU., el software puede ser patentado a discreción de la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. (USPTO) si funciona junto con un método o dispositivo único, no por sí mismo. Sólo el código fuente es protegible en cualquiera de las dos regiones, mediante derechos de autor. Por lo tanto, si usted tuviera una patente estadounidense y una solicitud PCT aprobada para el software, seguiría sin ser aplicable en la UE, o en otras regiones, porque los sistemas de la OMPI siempre se remiten a la legislación regional o nacional.

Teniendo en cuenta este último hecho, si usted tiene planes para que su PYME exporte sus productos, ya sea de forma inmediata o en un futuro próximo, es fundamental contar con una protección nacional de la propiedad intelectual en todos esos mercados, y no sólo a través de una solicitud PCT, sino en países específicos.

Mantener la novedad de la PI

Mantener su valiosa propiedad intelectual alejada de otras partes que podrían utilizarla para sí mismas no se limita en absoluto a completar y presentar las solicitudes de patente o marca correspondientes. Usted y otros miembros de su organización también deben asegurarse de hablar de los activos de PI que espera proteger en cualquier foro público, especialmente en cualquier publicación de los medios de comunicación. Hacerlo puede poner en peligro la novedad de la PI, que es un criterio crucial que debe cumplirse para la patentabilidad en la mayoría de los principales organismos reguladores de la PI.

Sin embargo, estas discusiones son a veces inevitables; por ejemplo, un socio comercial clave para su empresa necesita conocer lo esencial de su idea para participar en una iniciativa conjunta entre ambos. En tales casos, asegúrese de exigir que todas las partes ajenas a la organización acepten un acuerdo de no divulgación (NDA) que proteja el contenido de sus discusiones como secretos comerciales. Además, si el activo de PI que pretende proteger procede de una investigación conjunta con una empresa asociada, necesitará otro acuerdo por escrito que detalle explícitamente cómo se comparte la propiedad de la PI entre todas las partes.

Organización y valoración de la cartera

Una vez que se dispone de un catálogo de propiedad intelectual con algo más que un puñado de productos patentados, diseños, métodos y marcas, es esencial organizarlo y clasificarlo.

Delimitar los activos utilizando todos los criterios pertinentes -desde el tipo de protección hasta la distribución en el mercado (es decir, productos exportados y nacionales)- será muy valioso a medida que su PYME crezca, especialmente para identificar cuál de sus ofertas está obteniendo el mayor rendimiento de la inversión. Además, auditarla de vez en cuando para comprobar su exactitud y exhaustividad sirve de sabia diligencia en múltiples aspectos, sobre todo si opera en un sector especialmente competitivo o propenso a los litigios.

Una pequeña ayuda de un amigo

Si acaba de pasar por todo esto y se siente amedrentado ante la perspectiva de gestionar adecuadamente su propiedad intelectual -quizá porque su empresa acaba de arrancar-, no tiene por qué cundir el pánico.