Categorías
Empresas

Cómo Empacar Cuando No Sabe Por Dónde Empezar

Empacar no es fácil para todos. Puede ser difícil empezar o incluso saber por dónde empezar. Es posible que tenga la intención de hacer su propio embalaje, pero la tarea le parece bastante abrumadora cuando comienza con la primera caja. ¿Cómo se coloca toda la casa en cajas y luego se carga en un solo camión? Si no está seguro de por dónde empezar, cuándo empezar o cómo empacar sus cosas, está en el lugar correcto.

Desde administrar su primer movimiento hasta empacar cuando está demasiado abrumado para pensar, estas simples sugerencias de los profesionales de la mudanza pueden ayudarlo a comenzar a colocar una caja encima de otra hasta que su casa esté llena y lista para funcionar.

Comience con cajas y un marcador permanente

Comience con ese primer cuadro. Coge una pila de cajas de embalaje ‘medianas’ y un marcador permanente. Comience con las habitaciones que usa menos, como el garaje o el estudio. Despeje los estantes en cajas (con relleno, si es necesario) y etiquete la caja por su contenido. Luego inicie otra caja. Luego otro. Vacíe su ropa fuera de temporada en una caja y sus artículos de tocador de respaldo en otra. Vacíe sus estanterías y cajones de escritorio en una caja y sus cacerolas de cocina menos usadas en otra.

Una caja a la vez, etiqueta por etiqueta, su casa se empacará.

Divida su embalaje en trozos manejables

Si empacar toda la casa parece una gran tarea, divídala. Primero empaca tu oficina o todo lo que hay en tu armario que no usas semanalmente. Empaque sus áreas de almacenamiento, ya están a medio empacar de todos modos. Divida su casa en áreas, dejando sus cosas más usadas para el final. Aborde las maletas una noche y un fin de semana a la vez y felicítese por alcanzar los hitos.

Deshazte de las cosas que no necesitas

La mudanza es el momento perfecto para purgar sus posesiones de todo lo que no necesita o no quiere llevar consigo. Todas esas camisas que nunca usas, las sartenes con las que nunca cocinas o los muebles que están demasiado en mal estado para valer el espacio del camión pueden ser tirados a la acera o, mejor aún, donarlos. Puede haber una pareja joven que necesita desesperadamente un sofá viejo y resistente o una familia a la que realmente le vendría bien ese colchón extra.

Deshazte de las cosas que no necesitas. Todo lo que no echaría de menos en la nueva casa ahora es un candidato para aligerar su carga y reducir la cantidad que necesitará empacar.

Dese tiempo suficiente

Si no es un profesional de la mudanza, comience temprano. La mayoría de las personas no pueden empacar su casa durante un fin de semana largo, o incluso durante tres o cuatro fines de semana. Por lo tanto, tómese el tiempo suficiente para preparar la casa, y sepa cuándo es el momento de llamar a los refuerzos de la compañía de mudanzas si simplemente no avanza lo suficiente antes de que se acerque la fecha de la mudanza. Esto es normal, no todo el mundo es una máquina de embalaje.

Contratar mudanzas profesionales

Las empresas de mudanzas profesionales como Mudanzas el Cid son un recurso importante a la hora de planificar una mudanza. Muchas personas contratan transportistas para empacar solo sus muebles grandes y los objetos más frágiles, confiando en su experiencia para garantizar que estos artículos lleguen a la nueva casa de manera segura. También puede contar con una empresa de mudanzas profesional que lo llevará más allá de la línea de meta si sus esfuerzos personales de mudanza no han terminado cuando llegue el fin de semana de camiones de mudanzas.