Categorías
Empresas

Ataque Cardíaco: El Papel De Una Ambulancia

Cuando una persona sufre un infarto, cada segundo es precioso, si se actúa a tiempo sin que cunda el pánico se puede salvar al paciente y hacer que llegue al hospital a tiempo. El infarto se produce cuando una arteria obstruida no permite que la sangre rica en oxígeno entre en una sección concreta del corazón. Las condiciones empeoran y el corazón comienza a morir si la arteria bloqueada no se reabre rápidamente.

Así que debe haber comprendido lo valioso que es cada segundo para el paciente. Puede haber muchas razones que lo causen, algunos de los síntomas comienzan lentamente y permanecen durante días, semanas o incluso meses. Sin embargo, también hay posibilidades de que una persona sufra un ataque al corazón de forma repentina. La única forma de conocer la afección es prestando mucha atención al paciente y a sus síntomas. Si el paciente se queja de una ligera molestia en el corazón, es mejor que acuda inmediatamente a un especialista en cardiología. Lo más importante es que nunca sabemos cuándo puede ocurrir la desgracia. Por eso es importante estar siempre preparado.

¿Cómo manejar una emergencia?

Aunque no esté seguro de si los síntomas son de infarto o no, responda primero. Si no se trata de un infarto, el paciente está bien. Sin embargo, si lo es, podrá salvar a su ser querido a tiempo. ¿Qué hacer si una persona presenta síntomas de infarto? Lo primero es llamar a SASU AMBULANCIA o a un número de emergencia. Póngase en contacto con su médico de cabecera o con el médico que supervisa el historial médico del paciente. Si ve que el paciente está mostrando síntomas, es mejor prepararse de antemano. Los primeros 60 minutos se consideran la «Hora de Oro», después de este periodo las posibilidades de salvar al paciente se reducen rápidamente. Por lo tanto, hay que actuar con prudencia y sabiduría para salvar al paciente.

¿Sabías que? Los pacientes que llaman más rápido a una ambulancia tienen más posibilidades de recibir un tratamiento adecuado y de sobrevivir mejor. Cuanto más tiempo se tarda en llamar a una ambulancia, más posibilidades se le quitan al paciente de sobrevivir. Los informes muestran que más de la mitad de los pacientes no llaman a la ambulancia o a la ayuda.

Esto retrasa el tratamiento y reduce las posibilidades de supervivencia. La mayoría de las veces los pacientes no comprenden la gravedad de la situación y esa es una de las principales razones por las que muchos no se toman en serio sus síntomas. Cuanto más se retrase el chequeo, más posibilidades habrá de sufrir un infarto.

El papel de la ambulancia

La función principal de una ambulancia es proporcionar a los pacientes atención médica prehospitalaria de urgencia. Normalmente, una ambulancia proporciona tanto una respuesta de emergencia como el traslado de pacientes. Siempre que un paciente sufre una emergencia sanitaria, independientemente de la hora, acuden para trasladarlo al hospital. El personal o los paramédicos están bien equipados con todas las habilidades médicas de emergencia que pueden ayudar a aliviar el malestar del paciente hasta que llegan al hospital. Llevan el tratamiento a los pacientes. Sin embargo, la ambulancia desempeña un papel importante en el caso de salvar a un paciente de un ataque al corazón. La llegada a tiempo del paciente al hospital puede salvarle la vida.

Ante las situaciones tan complicadas que se presentan en los infartos, es importante contar con ambulancias específicamente diseñadas para pacientes que sufren enfermedades cardíacas. La ambulancia cardiaca o de soporte vital avanzado (SVA) proporcionará toda la asistencia necesaria a los pacientes cardiacos. Un infarto no es una simple enfermedad que pueda tomarse a la ligera. Es uno de los problemas de salud más graves y, si no se toma en serio, puede poner en peligro la vida.

Aunque el infarto puede ser peligroso tanto para los hombres como para las mujeres. Sin embargo, sus síntomas difieren entre sí. En los últimos años se ha producido un aumento considerable de pacientes con infarto. Ha aumentado en un 50%. La tasa de muertes por infarto también ha aumentado en un 34%. Además, lo más triste es que la mayoría de las vidas podrían haberse salvado si se les hubiera llevado al hospital a tiempo. Si los pacientes reciben la asistencia médica adecuada en la primera hora del ataque, podrían salvarse.

Como las ambulancias cardíacas están equipadas con todo el material necesario para ayudar a los pacientes, hay muchas posibilidades de que sobrevivan. Estas ambulancias están altamente equipadas con bombonas de oxígeno, máquinas de electrocardiografía (ECG), desfibriladores, ventiladores y un dispositivo de monitorización. Las ambulancias están dotadas de todos los equipos que les ayudarán a hacer frente a todas las enfermedades que ponen en peligro la vida, como un ataque al corazón.

Conclusión

Los infartos de miocardio pueden ser bastante peligrosos y poner en peligro la vida. Hay que tratar a los pacientes con mucho cuidado. Siempre que vea que los pacientes muestran algún signo de ataque cardíaco, es importante que llame primero a los servicios de emergencia y a los hospitales. Se puede salvar la vida de un paciente si se le lleva al hospital a tiempo y una de las mejores maneras de hacerlo es llamando a un servicio de ambulancias.

Además de estar equipados con los últimos equipos que pueden tratar las enfermedades que amenazan la vida, también tienen paramédicos, que están capacitados médicamente y pueden manejar las situaciones y estabilizar la condición del paciente. Por lo tanto, no hay duda de que las ambulancias desempeñan un papel importante en el traslado seguro de un paciente con un ataque cardíaco al hospital. Recuerde siempre que observe síntomas de debilidad en sus seres queridos. Aunque no sean los síntomas de un ataque cardíaco, contacte con una ambulancia y trasládelos inmediatamente al hospital.