Categorías
Empresas

 Cómo limpiar los suelos hidráulicos

Las baldosas hidráulicas están reviviendo su particular “momento de gloria”, y cada vez son más las personas que se enamoran de este pavimento que consigue aunar lo mejor de “lo nuevo y lo viejo” en cocinas y baños. Por eso mucha gente necesita saber cómo cuidarlos y cómo limpiar las baldosas hidráulicas.

Están hechos a mano con cemento, arena y óxidos naturales, tres materiales que les dan su color particular y algo “apagado”. 

Para realizar estas tejas, los materiales se colocan en un molde y se compactan con una prensa hidráulica, por lo que no es necesario hornearlos (de ahí el nombre): simplemente se dejan secar hasta que el cemento se endurezca.

Cómo limpiar baldosas hidráulicas: recomendaciones generales y productos a evitar 

Ésta es una pregunta muy común, ya que, por estar ubicadas habitualmente en baños y cocinas, las baldosas hidráulicas están más expuestas a la suciedad, grasa o humedad. Sin embargo, por sus propiedades y facilidad de limpieza, son ideales para estas partes de una casa y no solo para el suelo: también son aptas para revestimientos de paredes. 

Las baldosas hidráulicas no requieren tratamientos de limpieza complejos:

  • Para la higiene “diaria”, una fregona de microfibra es perfecta si solo queremos quitar el polvo.
  • Si necesitamos quitar las manchas superficiales, bastará con agua y jabón. 
  • Si queremos una limpieza “más profunda”, podemos utilizar una vaporera, ya que el vapor nos ayudará a eliminar la suciedad más arraigada, dejando la superficie limpia.

Para la limpieza de los suelos hidráulicos en cocinas y baños, te recomendamos que elijas detergentes para suelos poco agresivos o muy diluidos en agua. 

Con respecto a los limpiadores domésticos que utilices para otras superficies de la casa, es recomendable evitar el uso de amoniaco o lejía. Tampoco es recomendable utilizar cuchillas o espátulas metálicas sobre la superficie vidriada, ya que podrías dañarla. 

Tanto el bicarbonato como el vinagre diluido se pueden utilizar como productos higienizantes sin ningún problema, ya que ambos no son muy agresivos. 

Si lo desea, puede completar el mantenimiento de sus baldosas hidráulicas aplicando periódicamente un tratamiento sellante que reduzca la porosidad del pavimento (pueden ser más brillantes, con efecto mate, con efecto húmedo, etc.) y cera incolora para proteger la capa superior y evitar que se desgaste.