Categorías
Empresas

6 Señales de alerta temprana del envejecimiento de la piel

Envejecer es una parte inevitable de la vida. Algunas personas envejecen con gracia y conservan su aspecto juvenil con el paso de los años. Sin embargo, muchos de nosotros mostraremos los signos de envejecimiento de la piel en nuestro rostro y cuerpo. Aunque las arrugas y las líneas de expresión pueden empezar a aparecer, hay formas de minimizar sus efectos si se toman medidas proactivas.

La piel es el lugar donde deben notarse los primeros signos de envejecimiento, especialmente alrededor de la zona facial. Puede notar los síntomas alrededor de los ojos, cerca de las comisuras de los labios y en la frente. Afortunadamente, existen numerosos productos y tratamientos para el cuidado de la piel con beneficios antienvejecimiento. Existen microneedling, sesiones de estiramiento de la piel y muchas otras técnicas de rejuvenecimiento de la piel para combatir los primeros signos de envejecimiento.

Conozcamos los seis primeros signos de advertencia del envejecimiento de la piel. Exploraremos los síntomas, las causas y los tratamientos adecuados para resolver estos problemas de envejecimiento de la piel.

Signo nº 1: Líneas finas y arrugas

Cuando pensamos en los primeros signos de envejecimiento de la piel, a muchos nos preocupan las líneas finas y las arrugas. Las líneas finas son arrugas poco profundas que se encuentran sobre todo alrededor de los ojos. Las arrugas son líneas más profundas y visibles que se producen en varias partes de la cara.

Las líneas finas y las arrugas surgen porque nuestra piel pierde elasticidad a medida que envejecemos. Las expresiones faciales repetidas, como sonreír o fruncir el ceño, pueden amplificar la visibilidad de las líneas finas y las arrugas. La exposición al sol, el tabaquismo y la contaminación también hacen que estos síntomas aparezcan de forma prematura.

Una rutina continua de cuidado de la piel será crucial para prevenir las líneas de expresión y las arrugas. Empiece por limpiar e hidratar su piel a diario. Además, siga con tratamientos regulares para el cuidado de la piel envejecida. Otras actividades útiles son el uso de protección solar, una alimentación sana y beber agua para hidratar la piel.

Signo nº 2: Piel seca y deshidratada

¿Notas rojeces, descamación o picor en tu piel? Todos estos son síntomas comunes cuando se tiene la piel seca. A menos que su piel siempre se haya sentido seca, podría ser un signo temprano de envejecimiento. La piel deshidratada se manifestará de forma similar, dándole un aspecto apagado y arrugado.

La piel seca se produce cuando la piel no produce tanta grasa natural como antes. El envejecimiento, la exposición al sol y los cambios extremos de temperatura pueden ser responsables de este síntoma. En cuanto a la piel deshidratada, se produce cuando la piel pierde agua más rápido de lo que la ingiere. Lavarse demasiado la piel o no hidratarla puede causar deshidratación.

Una vez más, una rutina de belleza sólida será tu mejor baza para tratar la piel seca o deshidratada. Asegúrate de elegir el mejor limpiador e hidratante para tu tipo de piel. Evita la exposición excesiva al sol en la medida de lo posible, y recuerda siempre usar protección solar cuando salgas a la calle.

Signo nº 3: Piel apagada

¿Te miras al espejo por la mañana y te das cuenta de que tu piel parece apagada, como si hubiera perdido su brillo natural? La piel apagada puede ser otro de los primeros signos de envejecimiento. A medida que envejecemos, nuestras células pierden la capacidad de renovarse rápidamente. La renovación celular disminuye, lo que hace que la capa superior de la piel parezca apagada.

Puedes recuperar tu brillo natural eliminando la capa superior de tu piel, formada por células muertas. Para conseguir este resultado, utilice un producto que contenga ácido glicólico para exfoliar su piel al menos una vez a la semana. Algunos tratamientos faciales también incluyen beneficios de exfoliación, como los peelings químicos.

Signo nº 4: Piel flácida

La flacidez de la piel es otro síntoma de envejecimiento, que suele ir acompañado de arrugas. Nuestro cuerpo produce dos proteínas llamadas colágeno y elastina, responsables de la estructura y la elasticidad de nuestra piel. A medida que envejecemos, nuestra piel se beneficia de una menor cantidad de colágeno y elastina, lo que provoca una piel flácida y arrugas.

Unos hábitos diarios saludables ayudarán a suavizar los signos de flacidez. Haga ejercicio, siga una dieta nutritiva, evite la exposición al sol y duerma lo suficiente. También puede tomar suplementos de colágeno y elastina para la piel flácida o tiramientos faciales que ayuden a combatirla.

Signo nº 5: Manchas oscuras en la piel

También conocidas como hiperpigmentación, las manchas oscuras se denominan a veces manchas del hígado, manchas solares o manchas de la edad. Este síntoma de envejecimiento se produce cuando la piel produce un exceso de melanina. La exposición al sol, los cambios hormonales, las lesiones cutáneas o la inflamación pueden ser los responsables de que aparezcan estas manchas y parches oscuros en nuestra piel. Su aparición es más frecuente a medida que envejecemos.

Los productos para el cuidado de la piel que contienen vitamina C ayudan a tratar la hiperpigmentación. Además, los peelings químicos también pueden minimizar las manchas oscuras de la piel.

Signo nº 6: Ojeras y bolsas bajo los ojos

La piel alrededor de los ojos es más fina que la del resto de la cara. Nuestra piel se vuelve aún más delicada a medida que envejecemos, lo que provoca ojeras y bolsas bajo los ojos. La exposición al sol, la contaminación, los cambios hormonales, las alergias y la falta de sueño también agravan estos signos de envejecimiento de la piel.

El uso de una crema para el contorno de ojos a base de retinol ayudará a engrosar la frágil piel que rodea los ojos. También deberías llevar gafas de sol con protección UV cuando salgas a la calle. Además, duerme al menos ocho horas cada noche. Lo ideal es que duerma de espaldas en la medida de lo posible para evitar la presión sobre la cara