Categorías
Empresas

3 Señales De Que Necesita Un Estiramiento Facial Y De Cuello

Desde las líneas de expresión hasta los daños en la piel causados por el sol, el proceso de envejecimiento puede manifestarse de diversas maneras en el cuello y la cara. Estos signos de envejecimiento pueden crear piel suelta por la pérdida de elasticidad antes que en otras zonas del cuerpo, haciendo que los pacientes se sientan insatisfechos con el aspecto de su cuello y su cara antes y con más frecuencia.

Si usted es uno de los muchos en Madrid Espña o en otras áreas cercanas a esta ciudad que están considerando un tratamiento facial o de cuello efectivo para restaurar su apariencia facial juvenil, en este post los doctores especialistas de medicina estética en Madrid examinan tres de los signos más comunes que indican que podría ser un momento oportuno para hacer un tratamiento de la parte inferior de la cara y el cuello.

1. Piel floja y caída en la parte inferior de la cara

A medida que envejecemos, especialmente cuando llegamos a los 40 y 50 años, nuestra grasa y tejidos faciales pierden proteínas importantes como el colágeno y la elastina, que son responsables de mantener nuestra piel tensa, suave y joven. El resultado de esta pérdida de proteínas suele ser la aparición de un mentón y una línea de la mandíbula poco definidos. Un tratamiento de cuello puede ayudar a reposicionar los tejidos y la piel para revitalizar la definición de la línea de la mandíbula y erradicar la flacidez de la papada. También ayuda a resolver la temida barba de pavo y a alisar las bandas del cuello.

2. Mejillas huecas

Un tratamiento facial también puede ayudar a reposicionar los tejidos faciales y a eliminar el exceso de piel que perturba la armonía del contorno facial inferior. Los resultados de un tratamiento efectivo facial incluye la recuperación de la plenitud juvenil y una piel facial tensa y suave durante años.

3. Cuando los tratamientos y los rellenos no son suficientes

Una vez que los tratamientos y las inyecciones de relleno dérmico no ofrecen los resultados fiables contra el envejecimiento que antes ofrecían, es el momento de considerar una alternativa. En algún momento, la cirugía puede ser su única opción para corregir la laxitud de la piel en el cuello y la cara. Muchos pacientes optan por combinar los dos procedimientos para conseguir un rejuvenecimiento facial más completo.