Categorías
Empresas

10 Consejos Principales Para El Cuidado Adecuado Del Pie Diabético

La vida de las personas que viven con diabetes requiere una toma de decisiones más concienzuda que la de los afortunados que no la padecen. Los pinchazos, las pruebas, los niveles, la dieta, el ejercicio; todo requiere cuidado y consideración por la salud y la felicidad.

Lo mismo ocurre con el cuidado de los pies. En Clinica leven como especialistas en el cuidado de los pies y los tobillos, esperan que esta lista de diez cosas que hay que tener en cuenta pueda ser un ahorro de tiempo para aquellos que buscan información sobre el control de la diabetes.

1. LOS DIABÉTICOS DEBEN REVISAR SUS PIES A DIARIO

Es especialmente importante que los pacientes con diabetes se revisen los pies a diario para detectar cualquier signo de daño. Es fácil que tenga problemas pero no sienta dolor en los pies. Estos problemas podrían incluir:

  • Llagas
  • Cortes
  • Moretones
  • Uñas encarnadas
  • Hinchazón

Si le resulta difícil agacharse para ver sus pies, intente utilizar un espejo o incluso su teléfono inteligente. Y no tengas miedo de pedir ayuda a tu familia o a un cuidador.

2. EL CUIDADO ADECUADO DEL PIE DIABÉTICO DEPENDE DE LA LIMPIEZA

Utiliza agua tibia y no pongas los pies en remojo porque la piel podría resecarse.  Después del baño, asegúrate de secarlos bien y utiliza polvos para pies para evitar infecciones entre los dedos.

3. VISITE REGULARMENTE A UN ESPECIALISTA EN EL CUIDADO DE LOS PIES Y LOS TOBILLOS

Un especialista en el cuidado de los pies y los tobillos le revisará los pies y los tobillos en cada visita.  Tomará nota regularmente de su sensación para anticiparse a cualquier problema de circulación.  Serán su mejor fuente de asesoramiento sobre el cuidado de los pies y le ayudarán a asegurarse de que se mantenga feliz de pie el mayor tiempo posible de forma natural.

4. MANTENER LA PIEL DE LOS PIES FLEXIBLE

La piel seca de los pies da lugar a una piel agrietada, que es más propensa a sufrir daños.  Para las personas preocupadas por el control de la diabetes es mucho más esencial que la piel permanezca correctamente hidratada.

Frote una cantidad del tamaño de una moneda de diez centavos de loción o vaselina sólo en la parte inferior y superior de los pies.  Asegúrese de que se distribuye uniformemente en una capa fina.  Evita las zonas entre los dedos porque podrían infectarse.

Pon los pies en alto para una mejor circulación y deja que se sequen antes de volver a ponerte los calcetines.

5. LOS DIABÉTICOS DEBEN TRATAR LOS CALLOS Y LAS DUREZAS CON CUIDADO

Si tiene callos o durezas, le aconsejamos que consulte a un especialista en pies y tobillos sobre las mejores prácticas de cuidado.

El especialista en pies y tobillos puede aconsejarle que utilice una piedra pómez para alisar los callos y las durezas.  Lo mejor es hacerlo después del baño o la ducha, ya que la piel estará más blanda y será más fácil de trabajar. Asegúrese de frotar suavemente en una dirección para evitar dañar la piel.

No utilices nunca cuchillas de afeitar, esparadrapos o líquidos para eliminar callos y durezas.  Mientras que las personas que no sufren de diabetes pueden utilizar comúnmente algunos de estos métodos, el riesgo de infección es demasiado severo para recomendar tales acciones a las personas que lo hacen.

6. EL CUIDADO DEL PIE DIABÉTICO DEPENDE DE QUE SE RECORTEN LAS UÑAS DE LOS PIES CON REGULARIDAD

Al igual que ocurre con los callos y las callosidades, es mejor recortar las uñas de los pies después de la ducha y por las mismas razones.

Recorte siempre en línea recta con un cortaúñas y, a continuación (si lo desea), alise las esquinas con una lima o un esmeril. Esto puede ayudar a prevenir las uñas encarnadas. Nunca utilices el cortaúñas para cortar las esquinas de las uñas de los pies.

No dudes en consultar a un especialista en el cuidado de los pies y los tobillos para que te ayude a cortarte las uñas si se dan las siguientes circunstancias

  • No puedes alcanzar, sentir o ver tus pies
  • Tus uñas son propensas a encarnarse
  • Las uñas de los pies están descoloridas o son gruesas

7. LLEVE CALCETINES Y ZAPATOS EN TODO MOMENTO PARA PROTEGERSE

Llevar calcetines para proteger los pies al caminar descalzo o sin protección puede ser muy peligroso para los pacientes con diabetes, ya que cualquier daño podría agravarse fácilmente.  Incluso en la playa, por desgracia, se aconseja llevar calcetines y zapatos y evitar posibles lesiones.

Compruebe el interior de sus zapatos antes de ponérselos; ¿quién sabe lo que el gato dejó allí anoche?

Los calcetines son esenciales para evitar la aparición de ampollas. Busque calcetines ligeramente acolchados que tengan un ajuste adecuado e intente evitar los que tienen costuras.  Su especialista en el cuidado de los pies y los tobillos puede ayudarle a encontrar el calzado adecuado y las plantillas ortopédicas si son necesarias para su estilo de vida.

8. HAY QUE EVITAR LAS TEMPERATURAS EXTREMAS

Los pacientes con diabetes a menudo experimentan una menor sensibilidad en los pies, lo que significa que pueden quemarse y no ser conscientes de ello. No dude en utilizar protección solar (evitando las zonas intermedias de los dedos) para evitar las quemaduras solares. Evite las fuentes de calor como las hogueras, las bolsas de agua caliente y las mantas eléctricas. Si se te enfrían los pies, usa calcetines.

9. EL CUIDADO ADECUADO DEL PIE DIABÉTICO IMPLICA PRESTAR ATENCIÓN AL FLUJO SANGUÍNEO

2 veces al día, intente hacer algo de calistenia para el cuidado de los pies: Mueva los dedos de los pies y cuente hasta diez.  A continuación, gire los tobillos (en el sentido de las agujas del reloj y luego en sentido contrario) durante la misma cuenta de diez.  Repítelo tres veces.  Fácil, ¿verdad?

Además de esa sencilla terapia, recuerda evitar cruzar las piernas, los calcetines ajustados u otras prendas, ya que es contraproducente.

10. SI FUMAS, ¡DEJA DE HACERLO!

Fumar es terrible para la circulación de la sangre al igual que es terrible para la salud y simplemente terrible en general.