Categorías
Empresas

10 Consejos Para Mejorar Tu Tiro De Largo Alcance

El tiro a distancia es una habilidad que no se puede dominar en un día; hay muchos factores que hay que tener en cuenta a la hora de apuntar a un objetivo desde la distancia. Se necesita tiempo y paciencia antes de estar preparado para apretar el gatillo.

Aquí tienes 10 consejos de PRO HUNTING SPAIN para mejorar tu tiro a distancia.

Consejo 1: Ponte en una posición cómoda y relájate.

Asegúrese de que su rifle apunta de forma natural al objetivo y de que la mira está en el lugar correcto.

Si necesita realinear el rifle, hágalo moviendo todo el cuerpo empezando por las piernas, en lugar de girar sólo el torso. También es posible que tenga que levantar y volver a colocar el rifle/el bípode.

Consejo 2: Asegúrese de que su posición es lo suficientemente sólida como para mantener el rifle completamente firme.

La mayor parte del tiro a distancia se realiza en posición prona. Su cuerpo debe estar bien asentado, con los dos codos hacia abajo y los antebrazos también en el suelo.

La mano débil debe apoyar la culata del rifle en el hombro y estar apoyada en el suelo, con la ayuda de una bolsa de espalda si es necesario.

Consejo 3: La visión a través del visor debe ser perfecta.

Cuando mire a través de su visor no dispare a menos que la vista sea 100% clara, cualquier sombra o efecto túnel inducirá un error de paralaje y desviará el tiro.

Asegúrese de que la lente delantera (objetivo) y la lente trasera (ocular) están perfectamente alineadas, con la lente trasera sobrepasando el diámetro de la lente delantera.

Este proceso de «alinear los círculos» es tan importante con una mira telescópica como con las miras de apertura de los rifles de puntería.

Sugerencia 4: El disparo y el seguimiento deben realizarse sin movimientos indebidos.

El gatillo debe apretarse con el centro de la almohadilla del dedo índice y la uña paralelos al guardamonte, de modo que el movimiento sea recto hacia atrás.

Apriete el gatillo manteniendo la mirada fija a través del visor. Si parpadea o se estremece al apretar el gatillo, podría tener un impacto importante en la consecución del objetivo.

Memorice dónde se encuentra la mira cuando se produce el disparo. A continuación, deberá volver a concentrarse en el momento en que la bala impacte en el objetivo o caiga cerca.

Ambos conjuntos de información son vitales para la colocación de su próximo disparo.

Consejo 5: Sujete el rifle con firmeza, pero no con una empuñadura de muerte, para controlar el retroceso.

Al mirar a través de la mira, la mejilla debe estar firmemente apoyada en la culata con la cabeza razonablemente erguida y no en ángulo.

Una buena «soldadura de la mejilla» es vital. Mantenga la empuñadura de la pistola con el pulgar curvado alrededor de ella para mayor seguridad.

Dejar el pulgar detrás del cerrojo o junto al seguro puede ser un hábito doloroso si se pasa a rifles de gran calibre con un fuerte retroceso.

Consejo 6: Practica a corta distancia: luego, sólo cuando seas realmente bueno, piensa en disparar más lejos.

Mucha gente empieza a disparar a larga distancia cuando sus habilidades a corta distancia son todavía cuestionables.

Añadir errores básicos a sus intentos de resolver los problemas de elevación y orientación no es una receta para el éxito.

La capacidad de disparar de forma consistente a corta distancia es el primer elemento del éxito a larga distancia.

Consejo 7: Estudie el efecto del viento y la gravedad sobre las balas.

Una vez que los puntos 1 a 6 se han abordado por completo, disparar a larga distancia se convierte en una cuestión de medir la distancia real del rifle al objetivo, calcular la velocidad y la dirección del viento y tener datos balísticos probados con los que trabajar.

Ahora es el momento de invertir en un medidor de viento, un telémetro láser y una solución balística adecuada para su rifle.

Consejo 8: Recuerde que conocer la velocidad y la dirección del viento en el punto de disparo puede no ser suficiente.

La topografía, los árboles, el espejismo, los múltiples valores del viento en el camino hacia el objetivo y las corrientes ascendentes y descendentes pueden afectar al vuelo de la bala.

Sólo la experiencia y muchas rondas disparadas, y punteadas, pueden proporcionar las habilidades necesarias para dar en el blanco en estas duras condiciones.

Consejo 9: El hecho de que una vez hicieras un determinado disparo en un día concreto en el campo de tiro X no significa nada.

No seas un héroe de sillón que habla sin parar de un tiro afortunado como si pudiera repetirse por encargo.

Lo que realmente cuenta es ser capaz de hacer el disparo a la primera. Para la mayoría de los tiros de rifle esto significa disparar a la caza viva dentro de unos cientos de yardas o menos si las condiciones son complejas.

Consejo 10: Por último, no confunda el tiro a distancia con la caza real.

Si tu objetivo tiene pulso, muestra respeto y acércate lo suficiente como para hacer el primer disparo con un 100% de seguridad. Asegúrate de tener suficiente habilidad (y munición) en reserva para terminar el trabajo si/cuando sale mal.